Ciudad Revista digital

Telefonos: 4395090 - 2615335516 - 2616598509 | Emails info@revistaciudad.com.ar - ventas@revistaciudad.com.ar - diseño@revistaciudad.com.ar

El tiempo - Tutiempo.net

Volver a empezar

En el mes donde se conmemora el Día Nacional de la Donación de Órganos, los invitamos a conocer con mayor profundidad este tema y a tomar real conciencia de la importancia de convertirse en donante.

El 30 de mayo se conmemora el Día Nacional de la Donación de Órganos, la fecha se escogió por el nacimiento del hijo de la primera paciente transplantada adulta en el Hospital Argerich de Bs. As.

El transplante de órganos es un tratamiento médico indicado cuando toda otra alternativa para recuperar la salud del paciente se ha agotado. Se trata del reemplazo de un órgano vital enfermo, sin posibilidad de recuperación, por otro sano.

Noticias del Gobierno de Santa Fe

Los órganos que se trasplantan en nuestro país son:

  • riñón,
  • corazón,
  • pulmón, 
  • páncreas e intestino.

Además se puede reemplazar tejido dañado por otro sano, éstos son:

  • corneas, 
  • piel,
  • huesos y           –
  • válvulas cardiacas.

En ambos supuestos, los transplantes se efectúan a partir de donantes cadavéricos.

También se trasplantan células progenitoras hematopoyéticas –de médula ósea o sangre periférica–, cuya modalidad de donación es distinta a la de los órganos y tejidos, ya que su extracción se realiza en vida.

¿Quiénes pueden ser donantes?

Toda persona mayor de 18 años puede manifestar en forma expresa su voluntad afirmativa o negativa respecto de la donación de sus órganos o tejidos.

La posibilidad de manifestar la voluntad no es una obligación, es un derecho. Si sos mayor de dieciocho (18) años podés en forma expresa:

• Manifestar tu voluntad negativa o afirmativa a la donación de los órganos y tejidos de tu propio cuerpo.
• Manifestar tu voluntad afirmando que querés donar sólo determinados órganos y/o tejidos.
• Elegir el alcance de tu voluntad afirmativa estableciendo con qué finalidad donarías: sólo para implante en seres humanos vivos o también con fines de estudio o investigación.

¿Cómo se puede manifestar la voluntad respecto a la donación de órganos?

¿Quién puede expresar la voluntad de donar?

Toda persona mayor de 18 años puede manifestar en forma expresa su voluntad afirmativa o negativa respecto a la donación de sus órganos o tejidos.

¿Se puede cambiar de opinión una vez registrada la voluntad de donar?

Sí. Como el acto de donar es libre y voluntario, la expresión Afirmativa o Negativa puede ser revocada en cualquier momento por el manifestante, pero no puede ser cambiada por ninguna persona después de su muerte.

Qué sucede cuando la persona no se expresa?

De no existir manifestación expresa, la Ley de Trasplante presume que la persona es donante. En esos casos, el organismo responsable solicita a la familia su testimonio sobre la última voluntad del fallecido.

¿Qué sucede si la familia se opone pese a que el fallecido se manifestó a favor?

Ante la oposición de los familiares, si la última voluntad del fallecido conocida en forma escrita fue donar sus órganos, se respeta esta decisión personal registrada en vida. De igual modo sucede en la situación inversa.

¿Qué sucede cuando fallece un menor de edad?

En caso de fallecimiento de un menor de 18 años, se solicita a sus padres o representantes legales el consentimiento expreso para la donación de órganos y/o tejidos.

¿Toda persona fallecida puede ser donante de órganos?

La donación depende de las características del fallecimiento.

Llegado el momento, los médicos determinan cuales son los órganos y/o tejidos aptos para trasplante.

Para poder donar órganos, la persona debe morir en la terapia intensiva de un hospital. Sólo así puede mantenerse el cuerpo artificialmente desde el momento del fallecimiento hasta que se produce la extracción de los órganos. En el caso de los tejidos, no es necesario que la muerte se produzca en una terapia intensiva.

¿Se pueden donar órganos en vida?

Sólo ante una necesidad extrema, frente a la falta de donantes cadavéricos, se plantea la posibilidad del donante vivo, debiendo existir un vínculo familiar de acuerdo a la legislación vigente. Esta alternativa se refiere únicamente al caso trasplantes renales y hepáticos. El órgano más común que se dona en vida es el riñón, ya que una persona puede desarrollar una vida normal con un solo riñón en funcionamiento. Parte del hígado también puede ser trasplantado. La donación de órganos entre familiares está permitida exclusivamente cuando se estima que no afectará la salud del donante y existan perspectivas de éxito para el receptor.

¿Existen donaciones en vida entre personas no relacionadas por parentesco?

Sí, en el caso del trasplante de células progenitoras hematopoyéticas (CPH), conocido como trasplante de médula ósea. En este tipo de intervenciones, el donante siempre es un donante vivo y puede no ser siempre familiar. La ley habilita a ser donante de CPH a cualquier persona mayor de 18 años que lo desee, sin las limitaciones de parentesco estipuladas para los trasplantes de órganos.

¿Qué es el Registro Nacional de Expresiones de Voluntad para la Donación?

Es una nómina que abarca los registros de las personas que expresan su voluntad afirmativa a la donación y de aquellas que manifiestan su oposición. Su actualización permanente está a cargo del Incucai a través del Sistema Nacional de Información de Procuración y Trasplante de la República Argentina (SINTRA).Cualquier ciudadano puede acceder al Registro Nacional de Expresiones de Voluntad a través de la página web del INCUCAI y corroborar que su decisión haya quedado asentada, ingresando su documento y fecha de nacimiento.

¿Cómo se distribuyen los órganos donados?

Existe una lista de espera única en todo el país para cada tipo de órgano, controlada y fiscalizada por el Incucai. La asignación de órganos y tejidos se hace exclusivamente en base a criterios médicos objetivos: la urgencia según la gravedad del paciente, la compatibilidad entre donante y receptor, la oportunidad del trasplante, el tiempo en lista de espera y demás criterios médicos aceptados. Este sistema asegura la equidad en la distribución.

La ley “Justina”

Fue impulsada por la familia de Justina Lo Cane, una nena de 12 años que murió esperando un corazón.

En qué consiste la Ley Justina de donación de órganos - Diario El Sol.  Mendoza, Argentina.

A partir del 3 de agosto de 2018 entró en vigencia la nueva Ley de Órganos, Tejidos y Células de Argentina.

Aprobada por unanimidad en ambas cámaras, la Ley 27.447 es la nueva ley que regula las actividades relacionadas a la obtención y utilización de órganos, tejidos y células de origen humano en nuestro país.

Los 10 cambios más relevantes que estable la nueva Ley:

  • Explicita los derechos de donantes y receptores: Intimidad, privacidad y confidencialidad; a la integridad; a la información y al trato equitativo e igualitario.
  • Incorpora una declaración de principios bioéticos: respeto por la dignidad, autonomía, solidaridad y justicia, equidad y autosuficiencia, entre otros.
  • Establece la prioridad en el traslado aéreo y terrestre de pacientes con operativos en curso.
  • Dispone la creación de Servicios de Procuración en establecimientos hospitalarios destinados a garantizar cada una de las etapas de proceso de donación.
  • Incorpora el Procedimiento de Donación Renal Cruzada.
  • Simplifica y optimiza los procesos que requieren intervención judicial.
  • En el caso de menores, posibilita la obtención de autorización para la ablación por ambos progenitores o por aquel que se encuentre presente.
  • Suprime las especificaciones y los tiempos establecidos en el artículo 23 de la ley, quedando el diagnóstico de muerte sujeto al protocolo establecido por el Ministerio de Salud de la Nación con el asesoramiento del INCUCAI. Se dispone como hora del fallecimiento del paciente aquella en que se completó el diagnostico de muerte.
  • Incorpora un capítulo destinado a los medios de comunicación y el abordaje responsable de las noticias vinculadas a la temática.
  • Incorpora a la Comisión Federal de Trasplante (COFETRA), como órgano asesor del INCUCAI.

A Tomar conciencia

Sabemos que lo más real y seguro que tiene la vida es nuestra propia muerte; llega independientemente de nuestra voluntad y deja solo un cuerpo inerte que se va descomponiendo con el tiempo y que es ajeno a nuestro “verdadero ser”.

Por ello donar nuestros órganos se torna tan fundamental, porque permitimos a los que aquí quedan y están sufriendo, tener una esperanza de vida.

Aunque se nos haga bastante difícil imaginar nuestra propia muerte y esquivemos este pensamiento, el hecho es que ella siempre está, expectante, porque forma parte inherente de la vida misma.

No donar los órganos muestra el apego que observamos ante una vida que inexorablemente tenemos que dejar y la gran ausencia de fe, que a veces decimos profesar.

En el momento en que se escriben estas líneas hay 7318 personas esperan un trasplante de órganos. Y sólo 522 transplantes realizados en lo que va del 2022. Tomar la decisión de donar los órganos es dar vida para cada uno de ellos, es… volver a empezar

Fte: INCUCAI

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ciudad Revista digital

Mendoza
16°
Despejado
08:3818:39 -03
Ir arriba