Ciudad Revista digital

Telefonos: 4395090 - 2615335516 - 2616598509 | Emails info@revistaciudad.com.ar - ventas@revistaciudad.com.ar - diseño@revistaciudad.com.ar

El tiempo - Tutiempo.net

Los pacientes con COVID-19 a menudo contagian a sus animales de compañía

Los perros y gatos que viven en un hogar con pacientes con coronavirus suelen también contagiarse el virus. Los expertos aconsejan mantenerse a distancia de los animales si es necesario

Las personas que se infectan con Sars-CoV-2 y se enferman a menudo transmiten el virus a sus animales de compañía. Los perros y gatos a veces también se enferman, a veces incluso de gravedad. Así lo sugieren los resultados de dos grupos de investigación que se presentaron en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas de este año .

Un equipo dirigido por la veterinaria Dorothee Bienzle de la Universidad de Guelph (Canadá) examinó 198 gatos y 54 perrosAlrededor de 100 animales provenían de hogares en los que, al menos, una persona estaba infectada con COVID-19. El resto procedía de refugios de animales o eran vagabundos.

Dos de cada tres gatos y dos de cada cinco perros que habían vivido con pacientes con COVID tenían anticuerpos contra Sars-CoV-2. Así que ellos mismos habían sido infectados. Por el contrario, ni siquiera uno de cada diez animales de los residentes y vagabundos poseía tales anticuerpos.

Las mascotas son víctimas del coronavirus, pero no lo contagian

Los perros y gatos que provenían de hogares con pacientes con COVID-19 también desarrollaron a menudo síntomas de la enfermedad, como informan Bienzle y su equipo. Entre el 20 y el 30% de los animales se verificaron falta de energía y apetito, tos y diarrea, secreción nasal y problemas respiratorios. Las complicaciones fueron en su mayoría leves y de corta duración, pero graves en tres casos. El riesgo de infección era mayor para los gatos, cuanto más íntimamente y más tiempo los dueños enfermos los abrazaban. Tal conexión no se pudo observar en los perros.

Un segundo equipo dirigido por la veterinaria Els Broens de la Universidad de Utrecht (Países Bajos) ha llevado a cabo estudios similares, en este caso con 156 perros y 154 gatos de alrededor de 200 hogares en los que vivían pacientes con COVID-19. Los investigadores demostraron que los animales de uno de cada cinco hogares habían sido infectados con el virus, lo que era evidente a partir de pruebas positivas de PCR o anticuerpos.

En los animales se produjeron síntomas de enfermedad, especialmente complicaciones respiratorias y gastrointestinales, aunque sólo de forma leve. Los especialistas citaron en su trabajo que el 4,2% mostró evidencia de una infección que trasncurría mientras se tomaban las muestras, mientras que el 17,4% dio positivo a la presencia de anticuerpos.

Ambos grupos de trabajo coinciden en sus conclusiones: las personas a menudo transmiten Sars-CoV-2 a sus mascotas. Esto conlleva el riesgo de que el patógeno se multiplique en los animales y, en algún momento, posiblemente mutado, vuelva sobre las personas. “La principal preocupación es el riesgo potencial de que las animales actúen como reservorios del virus y lo reintroduzcan en la población humana”, sugiere Broens. Hasta ahora no hay indicios concretos de dicha retransferencia. Sin embargo, Bienzle recomienda tener cuidado: “Si una persona tiene COVID-19, aconsejo que mantenga a su mascota alejada y no la deje entrar en su dormitorio”.

Las mascotas sí son transportadoras de Covid-19 ¡Sepa cómo cuidarlas! |  Gestarsalud

El papel de las mascotas y también de los animales de granja en la pandemia de COVID se ha debatido durante algún tiempo. Ahora ya se han develado varios estudios sobre esto. Los cerdos, vacas, patos y pollos parecen ser en gran parte resistentes al virus. Los gatos, por otro lado , a menudo se infectan y transmiten el patógeno a otros miembros de su propia especie. Se ha demostrado incluso que el visón, que también es una especie qu está infectada y retransmite el virus a los humanos, cuestión por la que algunos países han tomado medidas drásticas para evitar que el patógeno se propague en las granjas de visones. Dinamarca y los Países Bajos sacrificaron sus existencias de esos animales, llegando un total de casi 20 millones de especímenes.

Los CDC de Estados Unidos, en tanto, mantienen las recomendaciones que indican que si bien el riesgo de que los animales transmitan COVID-19 a las personas se considera bajo y necesitan más estudios para comprender si COVID-19 podría afectar a diferentes animales y de qué manera, las personas con COVID-19 sospechado o confirmado deben evitar el contacto con animales, incluidas las mascotas, el ganado y la vida silvestre.

Fuente: Infobae

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ciudad Revista digital

Mendoza
17°
Nublado
06:1920:32 -03
Ir arriba