Ciudad Revista digital

Telefonos: 4395090 - 2615335516 - 2616598509 | Emails info@revistaciudad.com.ar - ventas@revistaciudad.com.ar - diseño@revistaciudad.com.ar

El tiempo - Tutiempo.net

Jardines sostenibles…ideales en Mendoza

A lo largo de la historia el paisajismo se ha enfocado en la creación de espacios apuntados hacia lo estético, lamentablemente en muchos casos no se ha tenido en cuenta el impacto en su entorno y el esfuerzo que supone un trabajo de cuidado y riego extra.

Para evitar este tipo de problemas se empezaron a tomar medidas en la planificación de jardines, que se enfocan principalmente en la sostenibilidad.

Con ello, se  busca crear jardines que se mantengan de forma autónoma, mediante  el uso de especies propias del lugar, autóctonas  y una plantación orientada al incremento de humedad.

Todas las acciones que se deben realizar en un jardín de este tipo deben influir las unas sobre las otras, podemos decir que se trata de acciones cíclicas y tienen el fin de influir en el desarrollo autónomo del mismo, de manera que el riego y la poda son prácticamente inexistentes.

Los jardines sostenibles se valen de técnicas y recursos disponibles para crear espacios verdes que vayan adquiriendo el valor con el paso del tiempo y, de manera equilibrada, buscan la madurez del desarrollo natural del espacio.

¿Cómo diseñar un jardín sostenible?

El primer paso es saber diferenciar qué es un jardín sostenible de un jardín convencional. Pues bien el jardín convencional es aquel que se preocupa principalmente y únicamente por la estética. Su objetivo es que sea bonito. No tiene en cuenta factores como el ahorro de recursos, utilizar y potenciar los materiales reciclados, la forma en que las plantas crecen y se adaptan al sitio (medio), el método de regadío, entre otros detalles.

¿Dónde se puede crear?

No hace falta contar con grandes extensiones,  con un rincón ya hay más que suficiente para crear el jardín sostenible. Se pueden aprovechar balcones, terrazas y crearlo allí mismo con unas cuantas macetas.

¿Qué se tiene que hacer para que el jardín sea sostenible?

Tan solo seguir cinco pasos:

1)  Adaptarse lo máximo al clima y suelo. Es decir, escoger plantas que se puedan adaptar bien al clima y el tipo de suelo que hay.

2) No malgastar el agua. Aplicar un método de riego que sea eficiente. La mayoría de las plantas nativas viven con el agua disponible, propia del clima local, ya sean las precipitaciones o el agua superficial de arroyos estacionales. Por ésta razón, al ser plantadas, no requieren riegos extra en los que se utilice abundancia de agua.

3) Reutilizar y reciclar todo lo que se pueda. Como por ejemplo los residuos. Intentar gastar el mínimo de recursos energéticos y producir el mínimo de residuos.

4) Es muy importante no emplear fertilizantes químicos. Construir un suelo rico en nutrientes producirá plantas fuertes y saludables en un jardín sostenible. La materia orgánica de la tierra se puede aumentar mediante la incorporación de compost, abonos verdes, estiércol de animales o turba.

5) Y por último, promover la diversidad de especies. Algunas de las especies de la flora de Mendoza que poseen valor ornamental por distintos atributos como su porte, forma y estructura, follaje, color, flores, aromas, fijación de suelo, sombra que proyectan, etc. Son: entre los arboles: el Algarrobo, Aguaribay o pimiento el Aromo, el Laurel; entre los arbustos podemos citar: Piquillín, Jarilla, Retamo, Coirón, Pumerito, Flechilla y entre las floríferas: verbenas, portulacas, malvones, petunias y salvias.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ciudad Revista digital
Ir arriba